domingo, 13 de febrero de 2011

Terapias eficaces para la depresión

Terapias eficazes depresión

Hipnosis para dejar de fumar


La hipnosis es un estado en el que la persona se encuentra en una fase de sueño ligero, relajación mental o meditación profunda en el que parece que se desconectan temporalmente los sentidos que nos comunican con el mundo exterior (olfato, oído, gusto, tacto y visión). No tiene vínculos con prácticas religiosas, místicas, adivinatorias o cosas por el estilo. Los defensores de la hipnosis afirman que a través de la hipnoterapia se pueden curar enfermedades psicosomáticas y superar otras adicciones como la adicción al tabaco, ayudando pues a las terapias para dejar de fumar.
Las sesiones de hipnosis o autohipnosis para dejar de fumar tienen una duración de unos 45 minutos y utilizan la relajación y la repetición de palabras que evocan conceptos e ideas que son asumidos por el inconsciente y que nos predisponen de forma negativa hacia el tabaco o hacia el hábito de fumar, haciendo que disminuya la ansiedad por dejar el tabaco.

Hipnosis: Fobia a las arañas


La arachnofobia es una fobia, un miedo anormal de las arañas y, a veces, otros arácnidos, como escorpiones. Se estima que la mitad de todas las mujeres, y una cuarta parte de todos los hombres en los Estados Unidos experimentan, en cierta medida, este tipo de fobia común. Las reacciones de los arachnofóbicos a menudo parecen irracionales a otras personas (ya veces a los propios pacientes). Las personas con aracnofobia tienden a sentirse incómodos en la zona donde se cree que podría albergar las arañas o que haya signos visibles de su presencia, tales como telarañas. La hipnosis es una buena manera de combatir problemas y miedos con los bichos y las arañas.

Historia de la Hipnosis


Los estados de “trance” están descritos desde muy antiguo. En las culturas no occidentales se empleaban sobre todo por parte de los “curanderos” o “sacerdotes”, siendo generalmente ellos (los curanderos) quienes entraban en estado de trance como parte de las ceremonias de curación.
La hipnosis, tal como hoy la conocemos, empezó hace dos siglos en Francia. La palabra “hipnosis” (de una palabra griega, “hypnós”, que significa sueño) fue definida por James Braid en 1843, pero lo que Braid describía no era sino lo que había iniciado en París un médico alemán llamado Franz Anton Mesmer, bajo el nombre de “magnetismo animal. Mesmer fue el descubridor de una espectacular manera de curar enfermedades, basada en la sugestión. En los años 50 aparece una fiebre investigadora acerca de la hipnosis. La prestigiosa APA (American Psychiatric Assotiation) reconoce el valor de la hipnosis como legítimo método terapéutico, y, hoy en día, una división de la APA está dedicada a su estudio e investigación.

miércoles, 2 de febrero de 2011